10 consejos para que puedas ahorrar y realizar el viaje de tus sueños

27 ene, 2014

Viajar para conocer, es algo realmente provechoso y cultural y  muchas veces requiere sacrificios pero te aseguramos que valdrá la pena.

A continuación te compartimos 11 consejos que retomamos del sitio The Huffington Post.

 

Condiciona el pago de tus servicios. Puede ser leyenda urbana o no, pero al parecer puedes negociar con las compañías de servicios de Internet, televisión de paga o telefonía: pagar menos a cambio de no irte con otro proveedor. Inténtalo, quizá funcione.

 

Cambia un hábito a la vez. Seguramente lo sabes: si haces tu propio café en vez de comprarlo diariamente, puedes ahorrar un poco. Lo mismo si usas el transporte público, la bicicleta o caminas en vez de tomar un taxi o usar tu coche. O si preparas tu comida en vez de comer fuera casi todos los días. Solo que, claro, no es humano cambiar radicalmente estos hábitos de un día para otro. Comienza por uno cada mes y quizá, al final del año, este cambio se reflejará en tus ahorros.

 

En algunos casos, opta por las marcas genéricas. La crema de avellanas de reconocida marca es deliciosa, claro, ¿pero no lo será también aquella otra de marca genérica que cuesta significativamente menos?

 

Abre una cuenta de ahorros exclusivamente para tu viaje (y programa transferencias automáticas). No se trata solo de ir al banco, hacer todo el trámite para abrir una cuenta de ahorros, proponerte ahorrar y, al final, descubrir que tienes lo mismo con lo que empezaste…..Para evitar eso, programa transferencias automáticas con otra cuenta en donde, por ejemplo, recibas tu sueldo o deposites tus ingresos.

Invierte a plazo fijo. No ganarás mucho (de hecho es posible que no ganes nada), pero al menos, durante el periodo de inversión, no podrás usar ese dinero.

Vende tu ropa o algunas otras cosas que no uses. Por supuesto ayudar desinteresadamente a quien de verdad lo necesita siempre es la primera opción, pero quizá puedas sacar algo de esas chamarras que no usas o un sillón que está de más en tu casa.

Dile a todos que estás ahorrando para viajar. No es que te vuelvas monotemático y tu viaje o tu propósito de ahorrar sea lo único de lo que hables, pero enterar a tus amigos de tu proyecto puede hacer que, por ejemplo, alguna vez te inviten la comida o que en vez de elegir un restaurante o un bar sean solidarios contigo y prefieran una reunión casera. También puede pasar que algunos cooperen con un poco de dinero para que consigas tu objetivo.

Busca un gimnasio más barato (o entrénate sin necesidad de pagar una membresía). Si acostumbras hacer ejercicio en un gimnasio puedes buscar una opción menos costosa que igualmente te convenza. También puede ser que busques podcasts o aplicaciones para entrenarte a ti mismo.

Consigue una alcancía. Oldies but goodies: el viejo recurso del puerquito también puede contribuir a la causa. Aliméntalo con esas monedas que te sobran al final del día y quién sabe, tal vez pueda convertirse después en un libro que solo podrías conseguir en el país adonde quieres viajar.

Corta el cable. ¿Para qué pagas televisión por cable? ¿Para ver, una vez más, Friends? Actualmente casi cualquier cosa que se transmite por televisión de paga también se consigue en Internet, así que quizá podrías sacrificar un poco esa impresión de comodidad a cambio de un poco más de dinero en tus ahorros.

 

Esperamos que ahora logres cumplir tu propósito :)

 

Post relacionados

  • Maria Gadsden y Gaby Gadsden (2)

  • Foto personeros Vinoteca en lanzamiento Eventos Vinoteca (comp)

  • DSCN7634

Comparte tu comentario