5 increíbles cosas que pasan en tu cuerpo después de sólo una sesión de ejercicios

24 ene, 2014

Aunque para ver cambios visibles en nuestro cuerpo se necesita más de una sesión de ejercicio, lo cierto es que el organismo comienza a experimentar modificaciones -no palpables a simple vista- desde el primer momento.

Lo ideal es realizar actividad física al menos 2 horas y media a la semana, pero si no tienes mucho tiempo libre, procura no desaprovechar cada oportunidad que tengas de ejercitarte.

Por ejemplo, prueba caminando a paso rápido por al menos 30 minutos, porque cada vez que te ejercitas estás proporcionando una serie de beneficios a tu organismo.

A continuación te contamos 5 increíbles cosas que le pasan a tu cuerpo producto de una sola sesión de actividad.

1. Tu ADN puede cambiar

Investigadores de Karolinska Institutet en Suecia descubrieron que los adultos sanos, que dedicaban escasos minutos al ejercicio presentaban alteraciones en el material genético de las células musculares tras la actividad física.

Aunque heredamos el ADN de nuestros padres, factores de estilo de vida como el ejercicio pueden desempeñar un papel importante en ciertos genes. En este caso, la actividad física parece afecta la expresión de genes para la resistencia y el metabolismo.

2. Tu ánimo mejora

Al hacer ejercicio, tu cerebro comienza a liberar una serie de neurotransmisores que te hacen sentir bien, tales como las endorfinas y serotonina.

3. Disminuye tu posibilidad de desarrollar diabetes

Un estudio de la Universidad de Michigan determinó que una sola sesión de cardio aumenta el almacenamiento de grasa en el músculo, lo que mejoró la sensibilidad a la insulina. Recordemos que la baja sensibilidad a la insulina -conocida como “resistencia a la insulina”- puede conducir a la diabetes.

4. Estás más concentrado

Cuando hacemos ejercicios una oleada de sangre va al cerebro, activando sus células a toda velocidad, haciendo que te sientas más alerta durante el entrenamiento y más concentrado inmediatamente después.

Una revisión de estudios publicada en British Journal of Sports Medicine, se observa una mejora en la atención y concentración luego de tan sólo 10 minutos de ejercicio.

5. El estrés se desvanece

Aunque el ejercicio en sí estresa, pues aumenta el cortisol (conocida como “hormona del estrés”) y la frecuencia cardíaca se acelera, paradójicamente puede aliviar la negatividad, la ansiedad y el estrés. Esto pasaría por una combinación de factores, que incluyen el flujo de sangre adicional al cerebro y el aumento de las endorfinas, según explica la Asociación de la Ansiedad y la Depresión de Estados Unidos.

Post relacionados

  • IMG_9791

  • Foto 1

  • Fotografía Oficial Nesquik

Comparte tu comentario