A un año del accidente de Schumacher

29 dic, 2014

Un año después del gravísimo accidente que sufrió practicando esquí en la estación alpina de Méribel y que le produjo serias lesiones cerebrales, el estado de salud del heptacampeón del mundo de Fórmula Uno Michael Schumacher sigue siendo el secreto mejor guardado. El 29 de diciembre de 2013, hoy hace precisamente un año, el piloto alemán se golpeó la cabeza contra unas rocas tras una infortunada caída mientras esquiaba fuera de pistas con miembros de su familia y unos amigos, y unas horas después fue operado a vida o muerte en un hospital de Grenoble, donde permaneció inducido al coma durante seis meses hasta que a mediados de junio despertó y fue trasladado primero al Hospital Universitario de Lausana para proseguir con su rehabilitación, y desde principios de septiembre a su mansión de la ciudad suiza Gland.

Pese a los numerosos intentos de gente sin escrúpulos para obtener noticias y fotografías del campeón alemán en los hospitales en los que ha permanecido ingresado desde su accidente, muy pocas novedades han trascendido, más allá de especulaciones y rumores sin fundamento alguno, sobre su estado de salud. Lo que parece claro es que su proceso de rehabilitación podría alargarse durante varios años sin que nadie tenga la certeza de que pueda volver a valerse por sí mismo para llevar una vida normal.

Últimas reacciones oficiales

“En los últimos meses y semanas Michael mostró buenos avances, pero aún tiene un largo camino por delante”, dijo el pasado 9 de septiembre Sabine Kehm, la mánager del piloto, cuando anunció que el siete veces campeón del mundo iba a proseguir su rehabilitación en su casa de Gland. “Michael está haciendo progresos teniendo en cuenta la gravedad de sus lesiones, pero no podría dar ninguna respuesta seria sobre su evolución. Simplemente no es posible en esta situación”, afirmó la propia Sabine Kehm el pasado 23 de noviembre en una entrevista televisiva en las que, hasta el momento, han sido sus últimas declaraciones sobre la situación en la que se encuentra Schumacher.

Las pocas noticias que han trascendido sobre su estado de salud se transformaron en un hermetismo absoluto desde que el pasado agosto desapareció el historial médico del piloto alemán, supuestamente robado por un miembro de la guardia suiza de salvamento que se suicidó pocos días después de ser detenido, y que presumiblemente fue ofrecido sin éxito a cambio de dinero a varios medios de comunicación.

46 años y una canción

El hermetismo sobre la situación de Michael Schumacher no impide que sus incondicionales sigan teniendo esperanzas sobre su recuperación, algo en lo que también parecen confiar sus patrocinadores, que un año después del accidente se mantienen fieles al heptacampeón mundial, como el passdo 26 de diciembre dijo Sabine Kehm a la agencia alemana DPA. Todos siguen confiando en la capacidad de lucha de ‘Schumi’, que cumplirá 46 años el próximo 3 de enero, día en el que el músico alemán Sascha Herchenbach interpretará la canción ‘Born to fight’ (nacido para luchar), escrita expresamente para él, en un restaurante de Kerpen, la ciudad natal alemana del rey de la Fórmula Uno

Fuente: MD- Mundo Deportivo

Post relacionados

  • Foto 2

  • 2

  • Quaker team mesa principal

Comparte tu comentario