Catar se va quedando sin el Mundial 2022

22 sep, 2014

El Mundial de Catar recibió este lunes un duro golpe cuando a través de una entrevista al diario alemán Sport Bild, Theo Zwanziger, miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA, puso en duda su celebración. “El Mundial de 2022 no se celebrará en Catar debido a las altas temperaturas”, dijo el dirigente alemán, reforzando las dudas que en las últimas semanas se han multiplicado al respecto.

“Personalmente pienso que finalmente el torneo no se disputará allí. Los médicos aseguran que no pueden hacerse responsables de que el Mundial se dispute bajo esas condiciones ambientales”, alertó Zwanziger, quien en 2010 formó parte del Comité que seleccionó al país asiático como sede del campeonato.

Las declaraciones del directivo alemán, ex presidente de la federación de su país, fueron expandidas a través de una nota de la agencia Reuters a la que contestó el portavoz de la FIFA, Delia Fisher indicando que las palabras de Zwanziger solo eran “una opinión personal” a las que el organismo no iba a responder: “No haremos comentarios sobre una opinión personal”.

El gobierno de Catar ha insistido en los últimos meses que la disputa del campeonato será “absolutamente” viable gracias a la “tecnología de refrigeración desarrollada para aclimatar los estadios, instalaciones de entrenamiento y zonas para los aficionados. Pero todo ello no ha evitado que la polémica haya sido tal que las voces en su contra acaben por filtrarse en la propia FIFA.

“Se pueden refrigerar los estadios, pero un Mundial no se juega solo en ellos. Aficionados de todo el mundo vendrán en esa época del año y en caso de que suponga una amenaza para su salud se levará a cabo una investigación judicial y eso es algo de lo que los miembros de la FIFA deberán responder”, avisó Zwanziger.

La posibilidad de trasladar el Mundial al invierno europeo para paliar las altas temperaturas ha recibido un gran rechazo entre los países participantes por cuanto eso obligaría a parar las competiciones nacionales e internacionales de clubs y provocaría un cambio de calendarios que afectaría tanto a los hinchas como a los jugadores, televisiones y otros eventos paralelos de otras disciplinas.

Joseph Blatter, presidente de la FIFA, admitió el pasado mes de mayo que la concesión del Mundial a Catar fue “un error” y lanzó la idea de trasladarlo al invierno, lo que provocó todas las respuestas contrarias y habría motivado que en el seno del propio organismo comenzase a instalarse la idea de anular dicha concesión y trasladarla a otro país.

Además de que las conversaciones sobre un cambio de fechas han encontrado la oposición de las federaciones con mayor peso en Europa, tanto la FIFA como los organizadores del Mundial catarí han sido sometidos en los últimos meses a una gran presión por la sospecha sobre la corrupción que pesa sobre la elección.

Por si fuera poco, Catar ha sido duramente criticado por las condiciones inhumanas a las que son sometidos los inmigrantes que llegan al país para trabajar en las obras del torneo y la suma de todos esos condicionantes ha hecho que crezca la postura de, simplemente, anular la concesión y buscar una nueva sede para el torneo.

Las declaraciones de Theo Zwanziger a la prensa alemana no son más que la primera voz discordante desde la propia FIFA respecto a Catar y significan un aviso directo respecto a la imposibilidad que se contempla en disputarlo en invierno.

A partir de sus palabras nada es descartable pero si algo está claro es que el Mundial del año 2022 está tocado y que la reunión urgente que solicitó Sheikh Salman Bon Ebrahim Al Khalifa, presidente de la Confederación de Asia, con los máximos dirigentes de la FIFA para estudiar el cambio de fechas a partir de lo expresado por las federaciones europeas podría desembocar en algo mucho más grave: el cambio de sede.

Fuente: ESPN DEPORTES

Post relacionados

  • Foto 2

  • 2

  • Quaker team mesa principal

Comparte tu comentario