Centenario del nacimiento de Albert Camus

07 nov, 2013

Sin duda Albert Camus fue uno de los mayores autores del siglo XX, lo  que le valió que le otorgaran el premio Nobel en 1957, hoy lo recordamos como “el mejor hombre de Francia”.

Premio Nobel de literatura, periodista, editor, narrador, filósofo, actor, autor y director de teatro así como referente ético, defensor de la cultura mediterránea y resistente contra los totalitarismos, qué más podemos decir para describirlo.

Albert Camus sigue gravitando como una figura mítica de la literatura francesa y mundial, tanto por su pensamiento visionario o su sed de justicia como por su trayectoria excepcional.

 

Te compartimos un poco de su vida:

 

Camus nació en 1913 en Mondovi –actual Drean– Argelia en el seno de una familia de colonos franceses. Su origen, por lo tanto fue muy humilde. Su padre, excombatiente en la Guerra franco-prusiana, falleció en la Primera Guerra Mundial y casi no conoció a su hijo. Su madre, de origen menorquín, analfabeta y con pérdida de audición, se vio obligada a trabajar duramente limpiando casas para poder criar a sus hijos.
Su tarea de escritor comenzó a muy temprana edad: sus primeros textos fueron publicados en la revista Sud en 1932. Tras la obtención del bachillerato, obtiene un diploma de estudios superiores en letras, en la rama de filosofía pero no pudo dar el último examen de la licenciatura debido al mal que lo acosa, la tuberculosis.
Durante su corta vida escribió relatos, novelas, obras teatrales y también ensayos que tuvieron enorme trascendencia.

De los barrios populares de Argel al premio Nobel de literatura a los 44 años, su destino excepcional se detuvo trágicamente a los 46 a causa de un accidente de automóvil en el centro de Francia, el 4 de enero de 1960.

“Hoy ha muerto mamá. O quizá ayer, no lo sé.”: a los 29 años, Camus iniciaba con ese inolvidable principio su trayectoria entre los grandes autores universales. Con cerca de ocho millones de ejemplares vendidos, ‘El extranjero’, su primera novela, publicada en 1942 y traducida a unas cuarenta lenguas, es un éxito absoluto.

‘La peste’ vendió más de cuatro millones de ejemplares y las ventas de sus libros aumentaron un 4,5% entre 2008 y 2012, según Gallimard, su editor francés, que considera a Camus como “el escritor francés más famoso del siglo XX, el más citado, y el más traducido en el exterior”. Su obra incluye unos 30 libros, contando las piezas de teatro.

Ante tal popularidad, muchos quisieron reapropiarse de este hombre libre, pero aunque Camus sigue deslumbrando o molestando, nadie puede apoderarse de él, afirma Frederic Worms, director del Centro internacional de filosofía francesa de la Escuela normal superior (ENS). Según Worms, Camus, cuyas temáticas literarias pueden interesar por igual al lector latinoamericano, indio o chino, no ha perdido actualidad. Experiencias como la economía solidaria, el microcrédito, el acompañamiento de personas en fin de vida e incluso las revoluciones árabes, son todos fenómenos “muy camusianos”, estimó. Esos temas tocan a menudo el corazón de su filosofía: “resistir y poner límites para luchar contra la muerte y la miseria, prohibir la pena de muerte, no recurrir al terror en la guerra contra el terror”, destaca Worms.

El filósofo de lo absurdo

Filósofo accesible, lo es a través de sus novelas, que describen experiencias humanas concretas y sensuales, en su evocación de la naturaleza y del amor (‘Bodas en Tipasa’). Camus tiene una mirada humanista sobre el planeta y milita a favor de una mayor justicia y libertad, aunque admite los límites de la condición de ser humano mortal y la absurdidad del mundo.

Camus nació en Argelia en un entorno sumamente modesto, lo cual desde un principio lo distingue de otros intelectuales franceses. Su madre, limpiadora, no sabe leer ni escribir. Fue su maestro de escuela, consciente de sus capacidades, el que lo estimula a seguir sus estudios. A él le dedica Camus en 1957 su discurso del Nobel.

“Camus conquistó la lengua francesa en la secundaria, no le fue dada como a su enemigo Jean-Paul Sartre, un burgués”, destaca uno de sus biógrafos, el periodista Olivier Todd.

Camus decía sentirse “embarcado más que comprometido”. En 1942, instalado en París, entra a la redacción de ‘Combat’, uno de los títulos clandestinos de la resistencia, publicación de la que será el principal editorialista. Publica el mismo año ‘El mito de Sísifo’, un ensayo en el que expone su filosofía del absurdo: el hombre está a la búsqueda de una coherencia ausente de este mundo. “Una de las pocas posiciones filosóficas coherentes, es la rebelión”, escribe. Pero Camus plantea la cuestión de los medios: no todos son aceptables para alcanzar el fin.

Comprometido con la izquierda, denuncia el totalitarismo de la Unión Soviética en ‘El hombre rebelde’ (1951) y discute con Jean Paul Sartre.

Durante todos estos años, Camus es un hombre solo y la guerra de Argelia lo aísla aún más. Su llamado a la “tregua para los civiles”, lanzado en 1956, lo aleja de la izquierda, favorable a la independencia de Argelia.

Camus murió el 4 de enero de 1960 en un accidente de coche cerca de Le Petit-Villeblevin, sobre cuyas causas se han publicado posteriormente especulaciones no confirmadas.

Te invitamos que leas alguna obra de Camus, puedes empezar por L’Étranger, su primera novela publicada en 1942, incluso la banda The Cure dedicó su canción Killing an Arab a este libro.

 

 

Post relacionados

  • Escuintla

  • ES-UNHCR-visibility-horizontal-2line-Blue-RGB-v2015

  • Mujeres por Mujeres- Quetzaltenango

Comparte tu comentario

  • Comentarios recientes
  • Entradas recientes