¿Comes por hambre o por placer? ¿Hay alguna diferencia?

04 oct, 2013

Dicen por allí que comer es uno de los tantos placeres que podemos darnos el lujo de experimentar, pero hay que reconocer que la mayoría de veces, comemos por hambre, ¿hay alguna diferencia?

 

Los expertos han indagado más sobre este tema, por medio de un estudio que se dio a la tarea de profundizar en los mecanismos fisiológicos que hay detrás de la alimentación, dieron como resultado que cuando comemos por puro placer, en nuestro cuerpo se elevan los niveles de la hormona grelina y del compuesto 2-araquidonilglicerol (2-AG), un cannabinoide endógeno.  Cuando comemos solo por necesidad, no ocurre lo mismo.

 

Como lo explican los investigadores, este circuito ignora por completo las señales del cuerpo que nos indican que hemos comido lo suficiente para recuperar los niveles de energía del organismo.

 

“Las comidas especialmente sabrosas, omnipresentes hoy en día en nuestra dieta, contribuyen al apetito hedónico (comer por placer), que a su vez aumenta los índices de obesidad”, tal y como explica Palmiero Monteleone, de la Universidad de Nápoles (Italia), en un artículo que publica la revista Journal of Clinical Endrocrinology & Metabolism (JCEM).

 

Si bien es cierto, lo mejor es disfrutar la comida, todo debe tener un equilibrio por lo que lo que se recomienda es poder establecer una dieta para “medir” lo que comemos y así mantenernos saludables.

Post relacionados

  • historia-hombre-sin-hogar-y-perro-buster

  • _MG_9991

  • Logo Honda

Comparte tu comentario

  • Comentarios recientes
  • Entradas recientes