¿Cómo ha crecido el salario de Messi?

16 oct, 2014

Leo Messi, el futbolista mejor pagado del mundo con un salario estimado entre 20 y 24 millones de euros, llegó al Barcelona en el año 2000 con un ‘sueldo’ de 600 euros al mes. En realidad lo hizo porque el club azulgrana se ofreció a pagarle los gastos médicos debidos a que a los 11 años le había sido diagnosticada una deficiencia de la hormona de crecimiento. Y así comenzó una relación que se ha mantenido hasta la actualidad.

La proyección financiera del crack argentino podría resumirse en que este año, para solucionar sus problemas con la Hacienda Pública y ponerse al día de sus impuestos, mayormente por los beneficios de su imagen, ha desembolsado más de 35 millones de euros, lo que le ha convertido en el mayor contribuyente de España.

Los ingresos de Messi pueden establecerse por encima de los 65 millones de euros anuales merced a su contrato deportivo con el Barça (esos 20 millones) y a la multitud de acuerdos publicitarios que le significan otros 45 millones anuales.

El cambio trascendental en la carrera del argentino se produjo en 2006, cuando sorprendió a todo el mundo abandonando el patrocinio de Nike para firmar con Adidas, de quien con el paso de los años se ha convertido en su mayor icono mundial.

Tras firmar su primer contrato a mediados de 2004, en junio de 2005 Messi firmó su primera revisión de acuerdo, que le aseguraba un salario anual de 3 millones de euros hasta el año 2011, pero al cabo de tres meses, al obtener la ciudadanía española vio mejorado nuevamente el contrato.

Asentado ya en el primer equipo, en enero de 2007 prolongó su contrato hasta junio de 2014 y al cabo de cinco meses disfrutó de una nueva revisión, que dio paso a otra con la llegada de Guardiola, en el verano de 2008. Aquella modificación significó aumentar su cláusula de rescisión hasta los 100 millones de euros y el salario hasta los 7 millones, pasando a formar parte de la parte alta de la plantilla.

La séptima revisión de contrato llegaría en septiembre de 2009, ampliando su vínculo hasta 2016, elevando su ficha anual a los 10.5 millones de euros y la cláusula hasta los 150 millones.

NEYMAR

Aquel fue el contrato que más tiempo se mantuvo, hasta que a principios de 2013 prolongó por dos año más su relación con el club, hasta 2018 y con un salario de 13 millones de euros, el más alto ya de la plantilla. En ese momento la cláusula ascendió a los 250 millones.

Pero fue a la llegada de Neymar cuando la situación entre Messi y el club se enrareció y vivió sus peores momentos. Enterados sus asesores del modus operandi del Barcelona en la contratación del brasileño llamaron a la puerta de Sandro Rosell para adecuar los emolumentos del argentino.

Coincidió en el tiempo con el anuncio del Real Madrid de la renovación de contrato de Cristiano Ronaldo, que convertía al portugués en el mejor pagado del fútbol español y probablemente del mundo con un salario superior a los 18 millones de euros y provocó diversos tiras y aflojas, siempre a través de los medios, que alcanzaron su punto culminante en la Navidad de 2013, cuando Javier Faus llegó a poner en tela de juicio la identificación de Leo con el club por exigir otra mejora.

Messi desacreditó personalmente al vicepresidente y tuvo que salir al quite Rosell en primera persona para calmar los ánimos y anunciar que el futbolista vería mejorado su contrato. Pero la situación no se confirmó hasta meses después, ya con Bartomeu en la presidencia.

Fue el 16 de mayo, cuando el Barça anunció el acuerdo definitivo en la mejora de contrato, que le suponía a la Pulga pasar a cobrar un salario anual de 20 millones de euros fijos, con unos variables que podrían aumentar sus ingresos deportivos hasta los 24 millones.

ICONO PUBLICITARIO

Nueve son los contratos que desde el año 2004 ha firmado Leo Messi con el Barça, convirtiéndose en el jugador mejor pagado del mundo. Pero esos 20 millones de euros anuales que ingresa del club no son, para nada, la parte más importante del pastel para el argentino, quien en 2013 se estima que alcanzó los 45 millones de euros en contratos de publicidad.

Messi está por detrás de deportistas como Roger Federer, Kobe Bryant, LeBron James, Tiger Woods o Drew Brees, pero a día de hoy se mantiene como el futbolista que más dinero genera a través de la publicidad, todavía por encima de un Neymar que ya rivaliza con Cristiano Ronaldo.

La imagen de Leo facturó esos 45 millones provenientes de sus contratos publicitarios con Adidas y Pepsi (los más suculentos), Turkish Airlines, teléfonos móviles, bancos, productos alimenticios y productos lacteos.

Al cierre de 2014 se espera que la cifra aumente por encima de los 50 millones de euros, puesto que n su nuevo contrato con el Barça existe una cláusula por la que cediendo parte de su imagen en los derechos que comparte con el club tenga una compensación millonaria.

Lejos quedan aquellos días del año 2000, cuando el Barcelona se aseguró su fichaje siendo un niño de 13 años por pagarle sus gastos médicos, que ascendían en el mejor de los casos a los 7 mil 500 euros anuales.

Fuente: ESPN DEPORTES

Post relacionados

  • Foto 2

  • 2

  • Quaker team mesa principal

Comparte tu comentario