Cuidados de la piel: Mascarillas naturales

25 oct, 2013

¿Quieres tener un cutis sano, hidratado y lleno de vida?

Mantener una piel tersa y limpia es muy importante, esto no es exclusivo de las mujeres ya que la piel de los hombres también necesita cuidado y tratamiento por igual.  A parte de la limpieza diaria de la cara, la piel necesita ser hidratada y que sean eliminadas las impurezas que día a día se acumulan en el cutis.

Las mascarillas naturales son una excelente opción a la hora de darle mantenimiento a nuestro rostro, que significa la carta de presentación a cualquier lado que vallas, como cada cutis es diferente, te recomendamos tres opciones para que elijas la que mejor le quede a tu piel.

Cutis seco

Su principal característica es la falta de humedad, la piel seca es una de las más delicadas, suele verse muy sensible y sin brillo, con poros muy finos, en ocasiones enrojecido y tiende a arrugarse prematuramente, sobre todo alrededor de los ojos.

La mascarilla que te recomendamos para este tipo de piel es a base de la yema de un huevo y una cucharada de aceite de oliva. Mezcla los ingredientes y aplícatela en el rostro unos 30 minutos, con excepción del área de los ojos y los labios. Enjuágate con abundante agua tibia y para terminar con agua bien fría para cerrar los poros. Sentirás al finalizar una piel suave e hidratada.

Cutis graso

Este tipo de cutis sufre la acumulación excesiva de sebo, la piel presenta mayor espesor.  Es frecuente en jóvenes y adolescentes menores de 30 años, pero también afecta a los adultos.

Una mascarilla que ayudará a lucir una piel libre de grasa es mediante la clara de un huevo, el jugo de un limón y avena. Mezcla los ingredientes con avena suficiente hasta formar una pasta cremosa. Aplícatela en todo el rostro, con excepción del área de los ojos y los labios, por unos 20 minutos. Enjuágate con abundante agua tibia y luego con agua bien fría para cerrar los poros.  Es una combinación increíble que le agradara mucho a tu rostro.

Para todo tipo de pieles

Ingredientes: 1 taza de yogurt, la clara de un huevo, 1 cucharadita de miel.
Mezcla los ingredientes y aplícatela con una paleta en la cara y el cuello. Relájate y déjala actuar por 15 minutos. Enjuágate con abundante agua tibia y luego agua fría para cerrar los poros. La puedes hacer cada 15 días.

Ingredientes: 1 cucharada de yogurt, 1 cucharadita de miel, 10 gotas de limón.
Derrite la miel en la cucharadita con la llama de una vela. Agrégala a las gotas de limón y el yogurt, y bate hasta conseguir una pasta cremosa. Aplícatela en el rostro con una paleta, menos en el área de los ojos, durante cuarenta y cinco minutos. Enjuágate con agua tibia. Este tratamiento lo puede hacer durante tres días seguidos y verás qué tersa luce su piel.

Post relacionados

  • Octavio Aburto

  • DSC_566 Softcell chil#5D5FB

  • Adolescentes

Comparte tu comentario

  • Comentarios recientes
  • Entradas recientes