Curso de Alemán en la Champions

25 abr, 2013

La ida de las semifinales de Champions resultaron un festín para los dos clubes alemanes, el Bayern Múnich y el Borussia Dormunt se lucieron ante los dos históricos españoles.

La final de Champions soñada es ahora solo un espejismo, luego de disputadas las dos llaves de semifinales la suerte parece estar echada. La ilusión del fútbol alrededor del mundo de poder ver un enfrentamiento entre el Barcelona y el Real Madrid en una final de Liga de Campeones de la UEFA se vino abajo cortesía del señorío alemán.

El martes el Bayern Múnich fue demasiado rival para un Barcelona que parecía acabado, la velocidad y potencia del club alemán es increíble, montaron un espectáculo de lujo que nunca tuvo oposición. Como siempre el Barca nos acostumbró, mantuvo la posesión del balón con un alto porcentaje pero esta vez sin poder de resolución, por su parte el Bayern es un monstruo del desdoble ofensivo, al momento de recuperar la pelota se valían de un par de toques, siempre muy precisos, para estar ya en posición de ataque.

Los bávaros le encajaron cuatro goles a la escuadra blaugrana, cuestionables o no, con errores arbitrales o no, eso ya no importa. La realidad en el Alliance Arena nos expuso un solo equipo en la cancha, el local. El Barcelona desconocido, un Messi que entró en juego únicamente como una estadística, nada de nada, para el 10 argentino,  y cuando digo nada es NADA.

El Barca viene de remontar un 2 cero en casa ante Milán en octavos, pero creo que esta ocasión esta de mas si quiera soñarlo, el cuatro a cero de la ida parece lapidario. La pelea la darán, eso que no quede duda, pero siendo realistas no les alcanzará, difícilmente lograr detener los embalajes del Bayern Múnich, que seguro anota uno mínimo en Camp Nou. Serie sentencia a mi parecer.

Las incidencias de la semifinal 1 abrían un buen número de preguntas y ansias para la semi del miércoles entre Borussia Dormunt y el Real Madrid. Mucho se hablo de las condiciones distintas en las que llegaba el equipo merengue con las que se dieron en la fase de grupos enfrentando al mismo Dormunt, yo mismo lo hice. Pero luego de los noventa minutos, una sola cosa se confirmó, “La maldición alemana” para el Real Madrid.

A diferencia del Barca que no apreció nunca, el cuadro blanco se mostro más participativo, con intentos claros a la ofensiva y una mentalidad al menos siempre de lucha. No fue suficiente. Los dirigidos por Mou recibieron como balde de agua fría el segundo gol del Borussia recién empezando el segundo tiempo, dispersando todo entusiasmo luego del empate a uno de la primera mitad. De allí en más   solo existió un equipo y el Madrid se volvió también con 4 pepinos dentro del bolsillo. Pepe hacia agua en la defensa, no acertaba una, mientras Robert Lewandowski las tenía todas consigo, póker para el polaco.

Potencial se tiene, pero luego del despliegue futbolístico mostrado por los dos equipos alemanes es difícil mantenerse crédulo. Para el Barcelona es una proeza lo que tendrá que realizar, el Real Madrid ve la luz al final del camino con el gol que anotaron, largo y obscuro eso sí, pero hablar de un 3/0 es todavía hasta sensato.

Curso de alemán para los equipos españoles que se fueron de a cuatro, aplaudo de pie las grandes actuaciones del Bayern Múnich y Borussia Dormunt, acabaron con la realeza.

Por More Guzmán

Post relacionados

  • Consejos de salud-Para estar en forma y no perder la motivación

  • 9cadb6e0-43db-4ef2-8f6f-64fc3f826e2e

  • DSCN8516

Comparte tu comentario

  • Comentarios recientes
  • Entradas recientes