Demanda masiva de operaciones financieras obliga a un ecosistema digital basado en la nube.

01 jun, 2017

- Cada minuto en Guatemala se realizan cientos de operaciones bancarias por la vía digital, ya sea desde las computadoras y cada vez más desde los Smartphones. El escenario de las largas filas de clientes en los bancos será, en el futuro cercano, cosa del pasado. El reciente informe de la firma PricewaterhouseCoopers (PwC) indica que, en el 2020, más del 60% de los clientes del sector financiero tradicional en el mundo, accederá a servicios a través de aplicaciones móviles, al menos, una vez al mes. La transformación digital está cambiando rápidamente a las entidades financieras en todo el mundo. Analistas prevén una revolución imparable con cambios que serán poco reconocibles en los próximos cinco años. Parte de esta evolución, es el creciente almacenamiento de datos en la nube, el cual se suma a una serie de tendencias como la inteligencia artificial, las Fintech y las criptomonedas. La tecnología Fintech, que consiste en plataformas online que permiten la concesión de préstamos directos entre empresas y consumidores sin necesidad de la intermediación de un banco, está cambiando la forma de concebir las transacciones. Un tema en donde el sector bancario tradicional se puede quedar rezagado, en tanto esta dinámica sigue avanzando, consideran los analistas. Incluso, se estima que este fenómeno podría poner en riesgo el negocio bancario en los próximos cinco años, tomando en cuenta que las operaciones Fintech se han triplicado: de US$4 mil millones en 2013 hasta US$12 mil millones; especialmente en los Estados Unidos, según el estudio Financial Services Technology 2020 and Beyond, de PwC en 2016. Otras tendencias financieras serán el uso de criptomonedas (bitcoin o moneda virtual) así como la robotización o inteligencia artificial, entre otros, según PwC. Dentro de todos estos cambios, la nube será la infraestructura que envolverá todos estos procesos. Hoy día, siete de cada diez organizaciones (68%) en el mundo, utiliza algún tipo de nube, de acuerdo con International Data Corporation (IDC) y Cisco. Esto representó un incremento del 61% en un periodo de un año. Nubarrones grises Si bien se reconoce que la nube será la infraestructura dominante, una de las preguntas que ronda en el ambiente es cuán segura es, especialmente en un panorama de ataques masivos mundiales, el cual ha afectado ya a unos 200 mil usuarios en cerca de 150 países. El sector financiero es uno de blancos predilectos. Durante el año pasado, los ataques del cibercrimen a nivel mundial se estimaron en US$ 126 mil millones, de acuerdo con la investigación de Norton Cyber Security Report 2016, en donde México representó el 4.36% de este total, perdiendo US$ 5.5 mil millones por ataques virtuales. En Guatemala, no se cuenta con datos específicos sobre las pérdidas de la banca por esta modalidad, reportadas a la Superintendencia de Bancos (SIB). Algunas de las modalidades más comunes en la región son la clonación de tarjetas bancarias con robos en máquinas electrónicas, colaboradores deshonestos que obtienen informaciones estratégicas de las empresas, el crecimiento de malwares en celulares para efectuar pagos y compras online; la infección de computadoras con el virus ransomware y softwares maliciosos con la capacidad de bloquear una PC remotamente para facilitar el secuestro de datos, de acuerdo con el blog de Comstor México. Una solución segura y competitiva La nube se encuentra en una “segunda ola” de madurez, donde cada vez más empresas se suman a esta infraestructura. De usar al principio una nube pública, luego la opción privada, hoy 64% de las empresas prefiere adoptar una modalidad híbrida, según el informe IDC1. En respuesta a la demanda masiva de operaciones que demandan eficiencia y continuidad, Tigo Cloud Business cuenta con una serie de soluciones adaptables según sus necesidades. “La nube ofrece una respuesta a las estrategias de crecimiento, a la evolución en la forma de hacer negocios y a mantener el ritmo ante los competidores que no la ven como una amenaza, sino más bien como una opción que no solo reduce costos, sino que además está revestida de seguridad y hace que las empresas se enfoquen en su transformación”, resalta Luis Torres, gerente regional de servicios en la nube de Tigo Business. Parte de las estrategias para resolver los retos que enfrenta día a día el sector financiero se resume en cuatro compromisos básicos como seguridad, transparencia, control y privacidad, los cuales garantizan dos aspectos básicos del negocio: la productividad y su continuidad. Las soluciones de Tigo Business ofrecen optimizar la productividad del sector financiero debido a que los productos cuentan con la infraestructura, el licenciamiento y una reducción de costos que garantizan el total respaldo de sus operaciones. Así las cosas, la digitalización en la banca guatemalteca se visualiza con un público cada vez más alejado de las agencias bancarias, quienes con un solo click tendrán la capacidad de efectuar la mayoría de sus transacciones en un entorno de nube confiable y veloz. Data Center Tigo Cloud (1)

Post relacionados

  • MEGA CONCIERTO ZGAS

  • AIS.3

  • ??????????

Comparte tu comentario

  • Comentarios recientes
  • Entradas recientes