El caos diario del tránsito

04 abr, 2013

Suena el despertador antes de las 6 a.m., medio adormitado sentís que no descansaste lo suficiente y pedís cinco minutos más para darte otro pestañazo.

Una hora después, te arrepentís mil veces de esos cinco minutos más que dormiste porque al parecer llegaras tarde una vez más a tus labores diarias gracias a la larga e interminable cola de carros que como jauría quieren pasar por el mismo lugar. En ese momento lo menos que quieres ver es la hora.

Los urbanistas consideran a las ciudades como “seres vivos” y como tal el crecimiento es inminente, Guatemala no es la excepción, las carreteras de la ciudad ya no se dan a vasto, el traje ya le queda pequeño.

Según reportes de tránsito, ya se rebasó la capacidad, pues en promedio circulan más de 900 mil vehículos y la ciudad sólo puede soportar 350 mil. Cada vez los guatemaltecos gastamos más tiempo y dinero en el asfalto.

En otros países ha sucedido lo mismo y se han implementado diferentes estrategias para solucionar o por lo menos minimizar el problema de circulación excesiva.  En México por ejemplo, diariamente con previo anuncio se sacan de circulación una cantidad determinada de vehículos por medio del número de placa, esto no ha representado mayor incomodidad entre los conductores por el grueso de población aunque siempre hay inconformes.

Es indudable que las medidas para aliviar la congestión orientadas a mejorar el transporte público, reciben un apoyo popular mucho mayor que aquellas que restringen el uso del automóvil. Esto se debe a que los usuarios suponen que serán los otros usuarios los que se cambien al transporte colectivo, dejando más despejadas las calles para sí mismos.

Para solucionar este problema han surgido algunas propuestas como por ejemplo: no permitir que viaje una sola persona por vehículo, regular la entrada de vehículos abriendo rutas alternativas, cambiar las horas de salida de los trabajos (para distribuir el tráfico a lo largo del día) la creación de un transporte público masivo eficiente subterraneo y estaciones de transferencia como la ruta del transmetro, y la lista puede continuar.

Y como es costumbre en Guate, cualquier posible solución  a aplicar difícilmente contará con la conformidad de todos, incluso se estima que las medidas para enfrentar la congestión de tránsito son las más difíciles de implementar, pero en lo que si están todos de acuerdo es de que hay que hacer algo.

¿Hasta que punto llegaremos con el tráfico en Guate? Las principales avenidas y arterias de la ciudad ya no se pueden hacer más grandes, y el número de carros aumenta y aumenta. De cualquier manera como publicamos en la última edición deFashGT: ”Aumentar el número de carriles para solucionar el problema del tráfico es como comprar pantalones más grandes para solucionar tu problema de obesidad.”

Se imaginan un sistema de transporte público gigante, seguro y eficiente, en donde podas sentarte tranquilo a leer un libro mientras llegas a tu trabajo. Un mundo sin multas, estrés mañanero, ni preocupación por el incremento de los precios en la gasolina…

Si lo podemos soñar, lo podemos lograr…

Post relacionados

  • Samsung Galaxy_S8

  • Fotos Personeros Lanzamiento Batidora Artisan Mini KitchenAid (1)

  • q2

Comparte tu comentario

  • Comentarios recientes
  • Entradas recientes