EL MODELO DE MICROCRÉDITO COMO SOPORTE EL DESARROLLO RURAL

15 abr, 2013

El modelo económico del microcrédito llega como una solución para apoyar el desarrollo rural gracias a la creatividad de Sam Greene.

Se conoce como microcrédito a los préstamos pequeños que se dan a las personas de escasos recursos que no cuenta con respaldo de bienes para ofrecerlos como garantía por lo tanto los bancos tradicionales no se les conceden.

 

En la Fundación del Centavo se les ha denominado a los mismos “prestamos productivos”, debido a la metodología con la que son otorgados. Son prestamos que se conceden para ser pagados en un plazo fijo, normalmente un año. Estos son considerados productivos ya que previo a la autorización de los mismos se realiza un análisis para determinar la viabilidad de los mismos y el riesgo que proyecto, se evalúa la rentabilidad del mismo y en caso no se vea rentable se le informa a la persona las modificaciones a realizar, el procedimiento o metas propuestas para garantizar un mejor resultado.

 

Con esta variante de análisis y estudio las personas del área rural han podido cumplir con sus compromisos de pago, esto gracias al excelente concepto planteado por Sam Greene, Fundador de FUNDACEN.

 

El norteamericano instalado en tierras guatemaltecas alrededor de 1961 pudo percibir la necesidad de los campesinos de contar con un recurso extra que les permitiese comparar fertilizantes y así mismo optimizaran sus formas de siembra por lo que inicio por “prestarles” algo de dinero para comprar fertilizante con el compromiso de pagar tan solo dos o tres centavos diarios. De allí surgió más tarde la idea a llamar Fundación del Centavo a la entidad que heredo la metodología de Sam.

 

Al poco tiempo se comenzaron a ver los cambios en los cultivos y al mismo tiempo el pago puntual de los campesinos, de manera diaria o semanal según su propia conveniencia. Conforme los primeros préstamos fuero teniendo éxito comenzaron a llegar cada vez más personas que se sumaban a este modelo, sin embargo los fondos de Sam se iban agotando, y así surge la iniciativa de crear la Fundación del Centavo.

 

Con el modelo económico de la Fundación del Centavo se dejaron de lado muchas teorías financieras tradicionales y se logro cubrir las necesidades de financiamiento de campesinos del área rural. Sam Greene decidió no partir del fondo disponible o de un proyecto de escritorio, sino respondiendo una de las más profundas y sentidas necesidades de las personas del campo; cual es… la carencia de dinero en efectivo; aún cuando tienen muchos valores humanos y el dinero se materializa en la cosecha y desaparece ante las enfermedades, la alimentación y otras demandas de la familia.

 

La Fundación del Centavo descubrió la solución a un problema al notar que la capacidad de pago del campesino puede ser muy poca pero su deseo y voluntad de trabajar y pagar son directamente proporcionales a su nivel de pobreza. A lo largo de los años la Fundación ha tenido otros programas que no son exclusivamente de microcrédito, sin embargo la idea generadora de Sam se mantiene: “Se determina cual es la necesidad y se le busca una solución a la medida, pero tomando siempre en cuenta las capacidades económicas del campesino”.

 

Beneficio de Café

Post relacionados

  • dewars-articulo-life-style

  • Mastercard Día del Niño

  • Carrousel

Comparte tu comentario

  • Comentarios recientes
  • Entradas recientes