FIFA prohibe al Barca fichar jugadores por un año

02 abr, 2014

El Barcelona no podrá fichar jugadores para la próxima temporada después de ser sancionado el miércoles por la FIFA por violar el reglamento de transferencias sobre la contratación de futbolistas menores de edad.

AP

La sanción, que cubre los mercados de verano y enero, fue el resultado de una investigación sobre el fichaje de futbolistas menores de 18 años entre 2009-13.

La FIFA encontró que el fichaje de 10 jugadores, que no fueron identificados, violó su reglamento sobre la protección de menores. También impuso una multa de 450.000 francos suizos (509.000 dólares) al club catalán, que tiene 90 días para “regularizar la situación de todos los jugadores menores afectados”.

El castigo, que evita que el Barsa fiche jugadores hasta el verano de 2015, deja en el aire las recientes contrataciones del portero de Borussia Moenchengladbach, Marc-Andre Ter Stegen, y del volante croata Alen Halilovic.

El campeón del fútbol español no comentó de inmediato, y puede apelar la sanción.

La FIFA determinó que la Real Federación Española de Fútbol también violó su reglamento sobre el registro de menores, y le fijó una multa de 500.000 francos suizos (565.500 dólares).

“La protección de menores de edad en el ámbito de los fichajes internacionales es una cuestión de trascendencia social y legal que afecta a todas las partes interesadas del fútbol”, destacó la Comisión Disciplinaria de la FIFA.

“Si bien en casos concretos un fichaje internacional puede impulsar la carrera deportiva de un futbolista joven, es muy probable que esta práctica perjudique al menor”, agregó.

El club probablemente tenga que contratar a otro portero, tomando en cuenta que Víctor Valdés se irá del equipo al final de la temporada, y de todas formas será baja por el resto de la campaña por una rotura de ligamentos. Además, el Barsa necesita al menos un central para acompañar a Gerard Piqué, tras el anuncio de Carles Puyol de que se irá al final de la campaña.

El Barsa estuvo involucrado en un escándalo por el fichaje del astro brasileño Neymar el año pasado, un caso que provocó la renuncia en enero del presidente del club Sandro Rosell, acusado de ocultar el costo verdadero de la transferencia del delantero procedente de Santos. En febrero, el Barsa pagó 13,55 millones de euros (entonces 18,6 millones de dólares) a las autoridades tributarias de España para saldar cualquier irregularidad por la transferencia, aunque insistió que no había incurrido en delito alguno.

Post relacionados

  • Foto 2

  • 2

  • Quaker team mesa principal

Comparte tu comentario