Guía de supervivencia zombie – Max Brooks

16 sep, 2013

Por: Esquisses

Bueno, antes de empezar con esta curiosa recomendación, es necesario aceptar el hecho de que (suspiro) no existen los zombies, muertos vivientes, comecerebros, caminantes y demás nombres que puedan ocurrírseles. ¡No existen los zombies! ¿Entendieron? Bueno, pero eso no significa que no pueden dormir con un machete debajo de la cama, porque tal vez, solo tal vez, como yo, sean tan paranoicos después de leer este fantástico libro. Todo un festín para el gore y la ciencia ficción.

Primero que nada, debemos resalta el profesionalismo del texto. Sí, es un libro de ficción que responde de sobremanera a la creciente devoción y afición de los muertos vivientes, sin embargo, no deja de ser crítico, bien investigado, bien planteado y con un dinamismo irrepetible. Max Brooks redactó ágilmente lo que sería, a mi criterio, uno de los libros más creativos que he leído en mi vida, por su propuesta, ejecución y resultado final.

Supongamos por un momento que sí existen los zombies y que afortunadamente – o desafortunadamente – has sobrevivido el fin del mundo, sin embargo, esa tierra inerte es dominada por descerebrados comecerebros. Supongamos que tu grupo logró sobrevivir y llegó hasta un refugio para pasar la noche, en ese lugar, tal vez un colegio abandonado, encuentran una biblioteca y en ella, la bendición de este texto. Déjenme decirles que se han salvado, o al menos, encontraron la herramienta perfecta para sobrevivir.

Antes de leer este libro ya era fan de ese subgénero y personajes del horror ficción, conocía las obras de George Romero y sus respectivos remixes, algunos algo washkeros (gracias Joe por la palabra), otros bastante decentes. He jugado varios títulos de Resident Evil. También apreté cada músculo de mi cuerpo viendo 28 days later, y sí, varios miembros de esQuisses gritamos, nos contorsionamos y expulsamos sonidos onomatopéyicos con The Walking Dead. Me considero lo suficientemente letrado en el tema, hasta que leí este libro.

The Zombie Survival Guide es tan, pero tan meticuloso que me sorprende que hayamos sobrevivido sin él. Max se vuelve tan crítico, tan analítico y proactivo que cada capítulo es de suma importancia. Citando algunas frases que sin duda les salvará la vida durante el apocalipsis son:

  1. La cabeza diseccionada de un zombi aún puede morder y debe considerarse como una amenaza.
  2. La ropa holgada, con bolsillos, correas o cualquier cosa que cuelgue libremente, será un mango al alcance de las garras de los zombis. El pelo largo puede suponer una amenaza similar.
  3. Las personas que usan bicicletas para escapar de las áreas infestdas tienen casi siempre un final mejor que los que van a pie. La bicicleta común es rápida, silenciosa y se acciona con el movimiento humano y es fácil de mantener.

Así mismo la guía incluye  capítulos enteros en otros menesteres a tomar en cuenta durante el outbreak. Armas y técnicas de combate, defendiendo la fortaleza, vehículos, cómo deshacerse de un cuerpo, vivir en un mundo no muerto y demás secciones hacen de este libro, uno terriblemente convincente. Y por si fuera poco, Max no solo es un hábil planeador, sino un ágil narrador, al incluir un capitulo entero de ataques registrados (¿por qué nunca nadie nos dijo del ataque a Edo, Japón en 1611, o los brotes de Brasil en 1980?).

Les aseguro que quien levante esta biblia de la preservación personal, leerá las primeras páginas con una sonrisa poblada en el rostro. A mitad del libro no podrán soltarlo y lo leerán con la misma tensión con la que vieron The night of the lviing dead. La Guía de supervivencia zombi de Max Brooks es un libro terriblemente entretenido, morbosamente divertido, pero sumamente serio y profesional. Estamos frente a un magnífico trabajo de ficción que habla de las horas de investigación y empeño que puso el autor en él. Con la simple pregunta que nos lanza “Vea a su alrededor, ¿cómo reaccionaría ahora mismo si sufre un ataque zombi?” es suficiente para dispararnos la imaginación y el terror. La guía de Brooks es un libro necesario para cualquier fin del mundo, no salga de casa sin él.

Con Joe y Herbert quedamos en Cemaco de zona 4, ¿quién se nos une?

 esQuisses

Post relacionados

  • fotografias-2

  • eos-1q-2017

  • 1-2

Comparte tu comentario