La fábrica de los sueños Olympia.

15 dic, 2016

Con el propósito de llevar alegría y una dosis de optimismo a los hogares de sus trabajadores en esta Navidad, Grupo Diveco concretó los sueños de sus 7 mejores colaboradores a lo largo del año, quienes fueron seleccionados por sus compañeros a través de un proceso de votación interna.

Desde hace una década, Camas Olympia lleva a cabo la Fábrica de Sueños, una actividad en donde se escoge y premia a quienes cumplieron con los mejores estándares de excelencia, tanto por sus facultades técnicas, como por sus valores humanos. “Todos los colaboradores de la empresa en Guatemala son nominados por sus compañeros por medio de una boleta, donde cada uno aprovecha para anotar cuál es su sueño”, explicó Jorge Bautista, coordinador de gestión humana de la empresa. “¿Se imagina la emoción de hacer posible lo imposible?”, agregó.

Mejoras en la vivienda, asistencia en salud o estudios para un hijo o familiar y motos son parte de las aspiraciones más recurrentes.

El festejo se efectuó en una velada que tuvo como marco una cena para los trabajadores de la empresa, un show donde los trabajadores con talentos artísticos subieron al escenario, por último, un reconocimiento a la trayectoria para los colaboradores que arribaron a 5, 10, 20 y hasta 40 años de laborar para esta empresa.

“Este proyecto forma parte de los programas de Responsabilidad Social Empresarial de Camas Olympia, en donde se valora un equipo humano altamente capacitado y motivado, en el que se impulsa una filosofía de valores basada en siete pilares: trabajo en equipo, responsabilidad social empresarial, integridad, trabajo arduo, lealtad, excelencia y respeto a la dignidad”, indicó la gerente general.

Color de esperanza

Bautista explicó que, ciertamente, los sueños tienen un techo presupuestario por persona, lo que ha permitido beneficiar a un promedio de 150 colaboradores desde su creación. “No se pueden volver a repetir los premiados, preferimos dar la oportunidad a una persona diferente”, aclara el ejecutivo.

Asimismo, este año, por primera vez, la velada contó con la presentación de un show de talento artístico por parte de los colaboradores. “El propósito no es evaluar la capacidad técnica, sino la expresividad humana de trasladar un mensaje”, sugiere Bautista.

Una noche emotiva, donde en forma sorpresiva, cada uno de los elegidos pasó al frente a recibir ese deseo anhelado durante años. Al fondo suena el himno musical que ha acompañado a este proyecto, la canción Color de esperanza, del cantautor argentino Diego Torres: “Saber que se puede, querer que se pueda, quitarse los miedos, sacarlos afuera, pintarse la cara color esperanza, entrar al futuro con el corazón…”

sonadora-divecoganadores-fabrica-de-los-suenos-olympiaganadores-fabrica-de-los-suenos-olympia-1

Post relacionados

  • AIS.3

  • Rosita

Comparte tu comentario

  • Comentarios recientes
  • Entradas recientes