Nuestra fisionomía se tranformará en los próximos milenios

13 jun, 2013

Te presentamos la posible evolución del rostro humano dentro de 100 mil años gracias a la tecnología, el clima y el ambiente entre otros factores.

 

No es nada nuevo que en el transcurso de nuestra existencia la especie humana ha sufrido un proceso de evolución biológica mostrando cambios significativos en el físico que se ha ido adaptando de acuerdo a la región donde vivimos, al clima, a las costumbres, modo de vida entre otros factores, es por ello que se estima que esta tendencia continúe presentándose conforme siga pasando el tiempo.

La pregunta del millón sería entonces ¿Cómo seremos físicamente dentro de 20 mil años o más? Esta fue la interrogante que llevó al investigador Nickolay Lamn de MyVoucherCodes.co.uk a contactar al Dr. Alan Kwan que trabaja en el departamento de Genómica Computacional de la Universidad de Washington en St Louis para discutir el tema.

Como resultado, Lam y Kwam mostraron a través de imágenes la idea de cómo evolucionará el rostro humano en 20, 60 y 100 mil años mostrando un rostro totalmente diferente al que estamos acostumbrados, veamos.

En 20 mil años

 

En 20 mil años

En 60 mil años

en 60 mil años

En 100 mil años

en 100 mil años

El cerebro será más grande y por lo tanto la frente estará más expandida, las características físicas de la cara tales como la nariz, boca y ojos tendrán perfecta simetría lo que significa que ambos lados del rostro serán idénticos.

Para el DR. Kwan, la evolución humana se convertirá en una evolución natural con base en la adaptación de nuestras necesidades y lo que determinará el futuro será determinado por sus gustos puntualiza al diario inglés Daily Mail.

Otra Tesis que expuso Kwan, es que a medida de que el hombre tenga la oportunidad de explorar y vivir en otros planetas, sus ojos serán desorbitantemente grandes porque al estar lejos del sol la misma evolución los hará así para protegerse del ambiente y a la gravedad.

Otro posible cambio anatómico sucederá en la piel, tornándose más pigmentada para aliviar en daño solar que padecerá la humanidad por la falta de la capa de ozona, las fosas nasales serán más grandes por a falta de aire, puntualizó Olson a la revista Forbes.

Post relacionados

  • fotografias-2

  • sala-quimio-fundecan-y-aps-1

  • ganadores-fabrica-de-los-suenos-olympia-1

Comparte tu comentario