Pasta con repollo caramelizado, beurre noisette con infusión de salvia y nueces

14 oct, 2013

Hemos decidio apoyar a los vegetarianos del mundo, y vamos a inciar un nuevo movimiento: el Lunes Vegetariano.

Vamos a escoger los días lunes (esporádicos) para compartirles una receta vegetariana, se inspiren y cuando vayan de regreso del trabajo, la universidad, o sus actividades extracurriculares puedan pasar rapidito al súper, comprar sus ingredientes y sorprender a los que te rodean y a ti mismo con tus habildades culinarias.

Esperamos que disfrutes esta deliciosa pasta:

Pasta con repollo caramelizado, beurre noisette con infusión de salvia y nueces

Ingredientes:

Agua y Hielo
Sal al gusto
1/2 cabeza de Repollo (12 onzas)
4 onzas de Mantequilla sin Sal, dividida.
2 cucharadas de Aceite de Oliva Extra Virgen, dividido.
1/2 onza de ajo picado
1 rama de tomillo
15 hojas de Salvia, divididads. (deje 10 hojas enteras, y corte en pequeñas tiras las 5 restantes).
2.5 onzas de nueces sin sal
250 gramos de Penne

Procedimiento:

Llene una olla grande con agua y llevela a ebullición a fuego alto. Cuando el agua esté hirviendo y burbujeando rápidamente baje el fuego un poco y añada sal, una cucharadita a la vez hasta que el agua tenga un sabor ligeramente salado. Mientras que el agua empieza a hervir de nuevo retire el núcleo del repollo, partalo en 3 trozos, añadalos al agua, tape la olla y déjelos dentro por 3 minutos. Retire los trozos de repollo y añádalos a un recipiente grande lleno de agua fría y hielo. Cuando el repollo se haya enfríado, sáquelo de recipiente, séquelo y córtelo en trozos de una pulgada.

Nuevamente ponga a hervir el agua y ponga a calentar su horno a  325 grados. Cuando el repollo esté a temperatura ambiente, añada 1 onza de la mantequilla y 1.5 cucharadas del aceite de oliva en una sartén grande. Cuando el aceite estñe caliente, la mantequilla se haya derretido y obtenga un color dorado, añada los trozos de repollo en una sola capa. Deje el repollo cocinarse por 5 minutos, hasta que la parte de abajo esté caramelizada, tenga mucho cuidado y esté pendiente para que no se queme el repollo. El repollo debe tener un color dorado espectacular. Cuando un lado esté listo, dele vuelta y deje que se caramelice del otro lado.

Mientras el repollo se está caramelizando, añada las nueces a un molde para pie y colóquelo dentro el horno pre calentado. Después de 5 minutos eche un vistazo a las nueces. Si ya están soltado olor y se están dorando sáquelas del horno, si usted cree que les falta dorar,déjelas otros minutos más. Cuando las nueces estén fuera del horno, tritúrelas un poco si cree que están muy grandes, añada el aceite de oliva restante, un poco de sal y déjelas reposar.

Mientras está caramelizando el repollo, cocine su pasta en la olla con el agua hirviendo. Hasta que esté lista.

Cuando el repollo esté caramelizado completamente, añada el ajo a la sartén, después de un minuto, añada la rama de tomillo y las tiras de hojas de salvia. Luego añada un cucharón o dos del agua donde se está cocinando la pasta, baje el fuego y mantenga al sartén a fuego lento en lo que se termina de cocinar la pasta y mientras prepara el beurre noisette.

Añada 3 onzas de mantequilla a una sartén pequeña, prenda la hornilla a fuego medio. Cuando la mantequilla esté dorada añada las 10 hojas de salvia, ahora el fuego debe de ser medio lento, bañe las hojas de salvia con la mantequilla, tenga cuidado de no quemar las hojas ni la mantequilla. Luego de 5 minutos, cuando usted vea que las hojas están de un color verde más intenso y ya no estén blandas, remuévalas de la mantequilla con una espumadera. Las hojas deben de tener una textura crujiente. Siga cocinando la mantequilla hasta que obtenga un color café dorado, luego retire la mantequilla del fuego.

Cuando la pasta esté al dente, retire la pasta de la olla  y anádala a la sartén donde se está cocinando la salsa del repollo, suba un poco el fuego y mezcle hasta que la salsa esté espesa y la pasta esté completamente cocida. Añada una cantidad generosa de la pasta en cada plato, añada una gran cucharada de mantequilla café (beurre noisette) a cada plato y mezcle suavemente. Añada una pequeña lluvia de las nueces tostadas, y las hojas crujientes de salvia. Ralle queso Parmesano sobre la pasta y vuelva a bañar con la mantequilla.

La cena está lista, sirva su mesa, aségurese que haya queso rallado, pan crujiente y vino blanco seco.

:)

 

Weeknight Pasta with Caramelized Cabbage, Sage Infused Brown Butter and Walnuts

 

 

Post relacionados

  • Foto1

  • DSCN9641 (1)

  • Mal aliento

Comparte tu comentario

  • Comentarios recientes
  • Entradas recientes