Primeros proyectos de desarrollo rural de FUNDACEN

20 may, 2013

Los primeros proyectos de la Fundación del Centavo fueron diseñados para crear un precedente en el desarrollo rural del país.

 

La Fundación del Centavo es una entidad no lucrátiva que por 50 años ha apoyado el desarrollo rural del país a través de sus proyectos de microcrédito en el país, para ello desde su nacimiento en 1963 diseñó programas que fueran de la mano con su visión de cambiar la calidad de vida de los pobladores rurales del país a través del desarrollo económico.

Especialización de los programas de 1973 a 1985:

  1. Programa de proyectos económicos:

Este programa se centró en el financiamiento a grupos campesinos que no son sujetos de crédito bancario por no poseer bienes en propiedad.

Los créditos que les otorgaba la Fundación los garantizaban con su responsabilidad moral y mancomunada, destinándolos para realizar proyectos nacidos en la propia comunidad y que tuvieran la finalidad de mejorar el ingreso económico. La mayoría de proyectos son de índole agrícola. Este programa continua en la actualidad casi sin cambios.

De acuerdo a la filosofía de la Fundación, el financiamiento, en si, no es el fin primordial, sino tan solo un elemento básico que permite abrir la brecha al progreso; por ello, además del financiamiento se incorporan la asistencia técnica y organizacional.

  1. Programa de Desarrollo Habitacional:

La Fundación del Centavo pretendió con este programa coadyuvar a la solución del problema habitacional del área rural, ya que la vivienda, como una de las necesidades básicas, es un elemento que debe ser atendido conjuntamente con otras necesidades para que la acción conjunta provoque un verdadero desarrollo integral.

Este programa, lamentablemente ya no continúa en la actualidad, básicamente por falta de recursos.

  1. Programa de Compra – Venta de Tierra:

Con la ejecución de este programa la Fundación del Centavo dio vida a un proyecto que presentaba el primer  Presidente de la institución, el Señor Willard Hodgsdon, quince años antes y que le llamo “Redistribución Voluntaria de Tierras”.

Participar en forma técnica y organizada en el mercado de compra- venta de tierras resultó ser un campo desconocido para la entidad, pero que trajo grandes satisfacciones.

La Fundación compraba en el mercado libre de la oferta y la demanda, las fincas que reunían las calidades deseadas en lo que respecta a precio, ubicación, facilidad de acceso, potencial económico, explotación actual y otras que consideraba necesarias, negociando con el vendedor la forma más conveniente de pago.

Este programa que duró seis años, ya no continua en la actualidad. Se frustró por la injerencia de ideas políticas en algunas de las 28 fincas compradas y repartidas. Se ha hecho por parte de la Fundación toda clase de esfuerzos para que todos los beneficiarios obtengan su certeza jurídica, dando grandes facilidades en cuando a saldos condonados, eliminación de intereses y plazos de quince años para pagar el resto de sus deudas, pero una minoría escuchando a  líderes negativos que les insisten en que no paguen.

A la par, más de veinte fincas totalmente canceladas y en plena posesión de sus dueños, dan fe que valió la pena cuando se hizo este programa, pionero de una reforma agraria no confiscatoria y con resultados sorprendentes dentro de comunidades que tuvieron una especial oportunidad.

La Fundación del Centavo continúa de manera activa implementando proyectos que permiten a los beneficiarios optar a la implementación de sus propias iniciativas para mejorar su calidad de vida.

Post relacionados

  • fotografias-2

  • eos-1q-2017

  • 1-2

Comparte tu comentario