¿Qué pasa con nuestra vida digital después de la muerte?

13 jun, 2013

“La muerte es una quimera: porque mientras yo existo, no existe la muerte; y cuando existe la muerte, ya no existo yo” (Filósofo griego).

 

Aunque a muchas personas no les gusta hablar de la muerte, es una realidad que tarde o temprano todos los seres humanos enfrentaremos y es por ello que debemos estar preparados para darle un destino a nuestros bienes para cuando esto suceda y todos nuestros datos en la red no son la excepción.

 

Más de alguno de nosotros hemos sufrido la pérdida repentina de un ser querido o un amigo, hemos podido observar también que sus cuentas en correos, redes sociales y cuanto dato almacenado ya sean personales, de estudio o del trabajo que permanecen en la red la mayoría de veces quedan a la deriva.

 

Lo más recomendable por los expertos es que cuando un usuario de internet fallece, asuma la responsabilidad con anticipación del reparto de todos sus archivos, documentos, correos, fotos, videos, música, redes sociales, etc. o el destino de ellos.

 

Para cubrir esta necesidad que ha surgido a partir del mundo moderno, las diferentes empresas de gestión de datos en internet han creado sus propias políticas y opciones al respecto, veamos algunas de ellas.

 

Google: Mediante la función de “gestión de cuenta inactiva”, algo parecida a un testamento para los usuarios de sus servicios como YouTube, Gmail, Google+ o  el servicio para almacenar y compartir fotos Drive y decidirán qué se hará con todos sus datos almacenados al momento de su fallecimiento o bien al dejar de utilizar la cuenta.

 

Las dos opciones disponibles son la destrucción total de los datos después de tres, seis o doce meses de actividad o bien seleccionar contactos que reciban los datos después de un periodo de inactividad.  Previamente Google dará aviso a un teléfono celular o a otra cuenta de correo electrónico antes de hacerlo.

 

Gmail: Para que una cuenta sea deshabilitada deben transcurrir 9 meses de inactividad y en caso de que algún familiar tenga la necesidad de tener acceso al contenido de la cuenta este deberá enviar una solicitud a la empresa avalada por un certificado que lo avale como representante legar del fallecido.  Gmail decidirá so es pertinente hacerlo o no.

 

Hotmail, ahora Outlook: En el caso del correo gratuito de Microsoft, guarda todos los datos del usuario fallecido y en caso de que se lo requiera los familiares o herederos siempre y cuando presenten un certificado de defunción y copia del documento de identificación del fallecido, entregarán una copia en DC de todo el contenido de la cuenta.

 

Facebook: Después de completar un formulario de solicitud por medio de la web, los familiares del difunto podrán solicitar que su perfil se convierta en una página de memoria a manera de un homenaje digital de la persona que continuará siendo parte de la lista de sus contactos.

 

Twitter: Cuando se reporta a la red social la muerte de uno de sus usuarios, la red social posteriormente de recibir los datos de contacto y el certificado de defunción  está en la disposición de entregar los tweets públicos de la persona.

 

También a forma de mantener vivo el recuerdo, Twitter también pone a disposición de los usuarios la aplicación LivesOn aún después de la muerte la persona puede seguir enviando mensajes a sus seguidores automáticamente

 

Linkedln: Para cancelar un perfil debido al fallecimiento de usuario, al igual que las otras empresas, se deberá presentar el certificado de defunción y una solicitud.

 

Instagram: En el caso de la muerte de un usuario de Instagram, se debe enviar  un correo electrónico a la dirección de email: support@instagram.com.   y la red social se  comunicará por correo electrónico con el solicitante para realizar el trámite correspondiente.

 

 

 

Post relacionados

  • Rosita

Comparte tu comentario

  • Comentarios recientes
  • Entradas recientes