¡Quiero bajar de peso pero le tengo temor a las dietas!

28 jun, 2013

Por: Licda. Ana Lucía Arrivillaga
Nutríre Weight Loss and Nutrition Clinic

Este es el temor de muchas personas cuando consideran empezar un plan nutricional. Pasar hambre. Tener que dejar por completo todas aquellas comidas que les gustan. No poder evitar de eventos sociales por temor a romper la dieta.

Sin embargo, la mejor dieta es aquella que se diseña de forma personalizada. Tomando en cuenta el estilo de vida, gustos y preferencias de cada paciente. Las dietas que se consiguen en Internet, por ejemplo, son dietas que no se adaptan a los gustos de las personas. Muchas veces son dietas aburridas, repetitivas, que eliminan grupos completos de alimentos. ¿Qué pasa con esto? Las personas logran seguir la dieta durante un mes, quizás dos. Luego se aburren. Son dietas que no son compatibles con el estilo de vida de la persona, por lo que nos aburrimos, empezamos a comer como lo hacíamos antes, y es acá donde viene el famoso rebote.

¿Qué hay de los batidos para reemplazar tiempos de comida? No voy a decir que no funcionan, porque cualquier persona que haya seguido un régimen de batidos sabrá que se logra reducir de peso. Pero muchas veces, causan efecto rebote. ¿A que se debe esto? A que las personas no aprenden a comer. Al igual que las dietas estándar, las personas luego de un tiempo se aburren del batido, y empiezan a comer como antes lo hacían, ganando nuevamente el peso que perdieron, a veces incluso mas.

Una dieta no significa pasar hambre durante un par de semanas o meses. Por ejemplo, pacientes que llegan a la clínica pues tienen una boda en 2 semanas, y pretenden bajar 10 libras en este tiempo. Es probable que lo logren, pero el secreto para lograr reducir de peso y mantener el peso es lograr un cambio en el estilo de vida. Un cambio en nuestros hábitos. Y aprender a comer.

Lo mejor es realizar una dieta rica. Una dieta variada. Y una dieta que no nos mate de hambre. Al lograr una reducción progresiva de peso, poco a poco nos vamos acostumbrando a comer menos, y nuestro cuerpo se va adaptando a la reducción de peso. De esta forma, evitaremos el famoso rebote, y lo mas probable es que logremos mantener nuestro peso a lo largo de la vida. El ejercicio es fundamental, es una excelente forma de mantener el peso.

Empieza cambiando algunos hábitos, como por ejemplo, en lugar de tomar leche entera, cámbiate a leche descremada. En lugar de comer carnes grasosas, empieza a comer proteínas magras como el pescado, pechugas de pollo, salpicón, etc. Incluye por lo menos 5 tazas de frutas y vegetales a lo largo del día, y reemplaza las bebidas azucaradas por agua pura, alrededor de unos 6 a 10 vasos a lo largo del día.

Antes de iniciar un plan nutricional, recuerda siempre consultarlo con un especialista en la nutrición.

Post relacionados

  • IMG_9791

  • Foto 1

  • Fotografía Oficial Nesquik

Comparte tu comentario