Riquileme anunció su retiro del fútbol

26 ene, 2015

Juan Román Riquelme, el enganche que se erigió como el máximo ídolo de Boca Juniors, para muchos incluso por sobre Diego Maradona, anunció el domingo su retiro del fútbol.

Luego de las conjeturas surgidas en los últimos días, acerca de que podría pasar a Cerro Porteño de Paraguay, el astro argentino comunicó su decisión de colgar los botines a sus 36 años, la mitad de ellos como futbolista profesional.

“Para mí es un día muy especial, porque he decidido no jugar más al fútbol”, dijo Riquelme en una entrevista con la emisión argentina del canal ESPN.

Tras cumplir su tercer ciclo con Boca, el 30 de junio pasado, Riquelme jugó durante los últimos meses con Argentinos Juniors, en el torneo de segunda división. Argentinos logró el ascenso al final del año pasado, y Riquelme manifestó que no quería enfrentar al club de sus amores con los colores de un rival.

“No puedo jugar en contra de Boca. Tengo un sentimiento especial”, señaló Riquelme en la entrevista con ESPN. “En el país no puedo usar otra camiseta”.

Sobre su futuro señaló que “puede ser que el día de mañana me anime a ser presidente de Boca. No creo que sea técnico, no coincido mucho con los chicos de hoy”.

Formado en las inferiores de Argentinos Juniors, Riquelme debutó profesionalmente en noviembre de 1996 y un año después reemplazó a Maradona en un superclásico con River, en lo que fue el último partido del ex Pibe de Oro con la casaca de Boca.

En su carrera con el “Xeneize”, conquistó 11 títulos, incluyendo tres Copas Libertadores y una Copa Intercontinental y en diversas encuestas fue elegido el jugador más gravitante de Boca, incluso por sobre Maradona, uno de los mejores futbolistas en la historia del fútbol mundial.

Con la selección nacional, Riquelme sólo disputó una Copa del Mundo, la de Alemania 2006, en la que Argentina sucumbió en cuartos de final ante los anfitriones.

Como parte de uno de los tres refuerzos mayores de 23 años, Riquelme se colgó la medalla olímpica de oro con el equipo que se consagró en los Juegos de Beijing 2008.

Pero sus actuaciones con Boca marcan los momentos cumbres de su carrera, comenzando con el bicampeonato de la Libertadores en las ediciones de 2000 y 2001. Su rutilante desempeño en la victoria 2-1 ante Real Madrid en la Intercontinental de 2000 captó el interés de clubes europeos.

Fue vendido al Barcelona de España a fines de 2002, pero no tuvo mucha fortuna con los azulgranas y al cabo de un año fue cedido en préstamo a otro club español, el Villarreal.

Riquelme, cuyo sello era marcar de tiro libre, regresó a Boca en 2007 y jugó con ese club hasta 2014. Ganó su tercera Libertadores en 2007.

“Intenté darle todo a los clubes por donde pasé, a la selección, y estoy muy contento mirando hacia atrás por todo lo que jugué”, afirmó Riquelme. “Ahora que el fútbol se acabó, tendré que aprender a hacer cosas nuevas”.

Fuente: AP- Associated Press

Post relacionados

  • Foto 2

  • 2

  • Quaker team mesa principal

Comparte tu comentario