Sebastian Vettel, el imparable

07 oct, 2013

 

Una vez más cátedra de Red Bull Racing y Sebastian Vettel en un accidentado Gran Premio de Corea que quiso darle una manita rumbo al tetracampeonato del alemán.

Sebastian Vettel ya puede ir saborearse un titulo más en la máxima división del automovilismo mundial, la Formula 1, luego de vencer de gran manera en el Gran Premio de Corea. Con la victoria Vettel supera con 77 puntos de ventaja al segundo lugar de la calificación el español Fernando Alonso, quien únicamente pudo llegar sexto.

Desde la largada se previa una carrera llena de suspenso, principalmente por la baja expectativa que se tenía en el rendimiento de los neumáticos. Vettel salió una vez más como pole man y eso ya le asegura media victoria, pues logrando salir adelante en la primera curva son pocas las posibilidades para los demás autos de darle alcance, quedando a merced de un error, casi improbable, del alemán.

Sebastian Vettel aprovechó una molotera en la salida, que afecto primordialmente a Massa que dio un trompo y a Button que salió con el alerón roto, para despegarse de sus más cercanos perseguidores. Vettel impuso ritmo y saco segundos valiosos desde el inicio, eso mientras las estrategias en boxes de cada escudería debían hacer milagros pues el primer juego de neumáticos, súper blandos, solamente duran 12 giros lo máximo.

Las incógnitas de los neumáticos estaba ya puesta sobre la mesa, mientras adelante Vettel continuaba de líder y fueron dos safety cars los que pudieron cambiar el rumbo de carrera.

El primero cuando Vettel dominaba, cauteloso pero a placer. A eso de la vuelta 31 el neumático delantero derecho del mexicano Sergio Pérez estallo de manera espectacular obligando el ingreso del auto de seguridad. Vettel perdió su ventaja pero pudo ingresar a pits y renovar el calzado de su bólido.

El segundo cuando los Lotus venían con buen ritmo detrás del alemán que cuidaba mucho el desgaste de los neumáticos. Como es costumbre ya de Grosjean y Kimi lograron extender el rendimiento de las gomas y trabajaban duro por la victoria cuando Vettel ingresara por tercera ocasión a pits.

Pero todo se quedo en estrategia pues en la vuelta 38, Sutil perdió el control de su monoplaza chocando a Mark Webber quien resulto en una impactante imagen de su auto en llamas. Por segunda ocasión entró el auto de seguridad, situación que aprovecho a la perfección Vettel para hacer el recambio necesario sin comprometer su posición.

La carrera se reanudo en la 41, de allí en adelante fue cuestión de administrar hasta a bandera a cuadros. Vettel gana con la de Corea su octava carrera de 14 disputadas. Con 5 fechas más por delante Vettel se puede ir preparando para empatar al más grande con 4 títulos consecutivos, el también alemán Michael Schumacher.  Raikkonen y Grosjean tuvieron que conformarse con segundo y tercero, respectivamente.

Post relacionados

  • AIS.3

  • ??????????

  • Rosita

Comparte tu comentario

  • Comentarios recientes
  • Entradas recientes