Sigue la investigacion sobre balones desinflados

21 ene, 2015

La NFL dijo que su investigación sobre si los Patriots de Nueva Inglaterra utilizaron balones desinflados en el partido que los clasificó para el Super Bowl sigue en marcha tras un informe publicado el martes por la noche que aseguraba que la liga había hallado 11 pelotas que no estaban adecuadamente hinchadas.

Troy Vincent, vicepresidente ejecutivo de operaciones de la NFL, dijo a la Associated Press que la “investigación está actualmente en marcha y seguimos esperando resultados”.

Vincent respondía así a una información de ESPN que citó fuentes anónimas de la liga diciendo que 11 de los 12 balones asignados a los Patriots estaban desinflados a razón de 2 libras por pulgada cuadrada de aire. ESPN no dijo como ocurrió eso.

Vincent dijo antes el martes que esperaba que la investigación concluyese a finales de semana. Tras una temporada complicada en lo extradeportivo, lo último que quiere la NFL es que un posible fraude que irrumpa en la semana del Super Bowl. Nueva Inglaterra se enfrentará a los Seahawks de Seattle el 1 de febrero en Glendale, Arizona.

Los Patriots, que derrotaron a los Colts de Indianápolis por 45-7 en la final de la Conferencia Americana, dijeron que están cooperando con la liga, y un portavoz de los Seahawks dijo que cualquier pregunta sobre los balones debe realizarse a la liga.

La NFL comenzó a investigar el tema no solo porque alterar los balones pueda provocar una ventaja competitiva, sino porque podría comprometer la integridad del juego.

Desinflar un balón puede alterar la forma en que un jugador lo sujeta o en que éste viaja por el aire. Bajo las reglas de la NFL, cada equipo proporciona balones para su uso en el partido cuando su ofensiva esté en el terreno. Estos ovoides son inspeccionados antes del encuentro, y quedan al cuidado de personal designado por el equipo local.

El quarterback de los Patriots Tom Brady dijo que la investigación no le preocupa en lo absoluto. Y el tight end Rob Gronkowski tuiteó una foto en la que aparece azotando un balón con la frase: “ADVERTENCIA GRONKING PUEDE DESINFLAR”.

El entrenador de los Patriots, Bill Belichick, eludió el martes las preguntas sobre la investigación diciendo a los reporteros que debían preguntar a los dirigentes de la liga. Antes, el técnico había dicho que no estaba al tanto de ningún problema con los balones hasta el lunes por la mañana, y prometió “cooperar plenamente con cualquier pregunta que haga la liga”.

Belichick fue multado con 500.000 dólares en 2007 por hacer que uno de sus asistentes espiase las señas defensivas de los Jets de Nueva York.

El capitán de los equipos especiales Matthew Slatter dijo que los Patriots “tratan de hacer lo correcto. Trabajamos duro en nuestra profesión para ser exitosos, y es desafortunado que surjan cosas como ésta. Pero así es la vida, así es el mundo en que vivimos”.

El entrenador de los Colts, Chuck Pagano relató que no había notado problema alguno con los balones. No dio detalles cuando se le preguntó si Indianápolis había presentado una queja por el tema ante los árbitros.

“Hablamos igual que ellos hablaron con los árbitros, tenemos una oportunidad de hablar con ellos sobre muchas cosas”.

Julian Edelman, receptor de los Pats, señaló que no había sentido nada extraño con los ovoides.

Y el tackle defensivo Vince Wilfork pareció divertido por el asunto.

“No sé nada de eso. No toco nunca los balones. Derribo a la gente”, indicó.

Post relacionados

  • Foto 2

  • 2

  • Quaker team mesa principal

Comparte tu comentario