Simeone, sancionado con ocho partidos

25 ago, 2014

El juez de competición  castiga al técnico del Atlético de Madrid el ’Cholo’ Simeone con ocho partidos, cuatro por las collejas, dos por las protestas, uno por contravenir el buen orden deportivo y otro por mantenerse en la grada

“Cuando uno se equivoca, es justo pagarlo”. Simeone pronunció estas palabras el pasado domingo, horas después de haber conquistado la Supercopa y haber sido expulsado durante su celebración. Volvía a entonar así el ‘mea culpa’, tal y como había hecho a la conclusión misma del encuentro. Sabía que se enfrentaba a una sanción importante. Aunque, quizás, no esperaba que esta alcanzase los ocho encuentros. Una decisión del Juez de Competición que, en el caso de que los ocho encuentros los deba cumplir en Liga, dejará al argentino sin poder sentarse en los banquillos hasta el próximo dos de noviembre, coincidiendo con la jornada 10 de Liga en el partido que enfrentará a los colchoneros en el Calderón ante el Córdoba.

Estos ocho encuentros se suman al que deberá cumplir esta noche ante el Rayo Vallecano por acumulación de amonestaciones de la pasada campaña, cuando vio cinco amarillas, la última en el desenlace liguero en el Camp Nou. Las cuatro anteriores, en los dos duelos ante el Real Madrid, otro choque ante el Barcelona y en el enfrentamiento ante el Málaga. Además, la primera jornada de Champions también la pasará lejos de los banquillos a causa de la cartulina roja que vio en la final deLisboa cuando saltó al campo para recriminar a Varane una acción.

La importante sanción que deberá afrontar ahora el preparador colchonero se distribuye de la siguiente manera. El castigo más grave, cuatro partidos, recae sobre él por atentar contra el artículo 96, que recoge sanción por “producirse con violencia leve hacia los árbitros”. “Agarrar, empujar, zarandear o producirse, en general, mediante otras actitudes hacia los árbitros que, por sólo ser levemente violentas, no acrediten ánimo agresivo por parte del agente, se sancionará con suspensión de cuatro a doce partidos”. En este caso, por tanto, la sanción es la mínima.

A estos cuatro choques, se suman otros dos por contravenir el artículo 120, “protestas al árbitro”. Recoge lo siguiente: “Protestar al árbitro principal, a los asistentes o al cuarto árbitro, siempre que no constituya falta más grave, se sancionará con suspensión de dos a tres partidos o por el tiempo de hasta un mes”. En este caso, de nuevo el castigo más leve.

Las otras dos sanciones acarrean un partido cada una. El primer choque deriva de su falta al artículo 122, “conductas contrarias al buen orden deportivo”. “Incurrirán en sanción de hasta cuatro partidos o multa de hasta 602 euros aquellos cuya conducta sea contraria al buen orden deportivo cuando se califique como leve”. Y por último, el octavo encuentro llega por no cumplir con el artículo 114.3, que hace referencia a la “expulsión directa”. En ese apartado tres alerta: “Los que resulten expulsados, deberán dirigirse a los vestuarios sin posibilidad de presenciar el partido desde la grada. El incumplimiento de la citada obligación será objeto de sanción entre uno y tres partidos de suspensión, con la multa pecuniaria accesoria”

Fuente: MD-Mundo Deportivo

Post relacionados

  • Foto 2

  • 2

  • Quaker team mesa principal

Comparte tu comentario