Yanelin Alexandra Rosales

01 oct, 2013

Yanelin se moviliza ágilmente por los pasillos de la UNOP saludando con una enorme sonrisa a todo el personal que atraviese su camino, irradiando magia. Las muletas parecen no ser un impedimento para ella a pesar de que apenas en marzo le amputaron la pierna derecha a consecuencia de un osteosarcoma.

Yoanna, su mamá, cuenta que Alex, como la llama cariñosamente, fue quien tomó la dura decisión de aceptar la cirugía. Valiente y muy sabia para sus 9 años decidió que era la mejor opción para poder pasar más tiempo con sus dos hermanas. La esperanza de una prótesis que le permitiera volver a correr y a jugar también influyó en su decisión.

Durante los meses que recibió quimioterapia, Yanelin nunca admitió haberse sentido mal. Al ser cuestionada por los médicos y su familia contestaba con una sonrisa que se sentía bien cuando su rostro indicaba todo lo contrario, durante este proceso perdió casi 22 libras pero no su alegría por vivir ni su espíritu inquebrantable. Los últimos exámenes revelaron que ya no hay rastros de cáncer y esos meses ya quedaron atrás. Ahora comienza una nueva etapa en la vida de esta pequeña luchadora para finalizar su tratamiento.

Con un poco de timidez la mamá de Yanelin admite que antes de que esto le sucediera a su familia no compraba tickets Únete, ni estaba muy enterada de esta rifa y reflexiona “Ahora participamos. Mi aporte es muy poco comparado con lo que la UNOP hace por nosotros. Le dieron vida a mi niña.”
El futuro de Yanelin es alentador, le esperan 5 años de seguimiento y control en la UNOP que son posibles gracias a la compra de esos billetes mágicos de Únete. Al mismo tiempo que enseña sus uñas pintadas de rosado dice “¡Eso ya no es nada! Además todos aquí son mis amigos.”

Post relacionados

  • fotografias-2

  • eos-1q-2017

  • 1-2

Comparte tu comentario